Entrevista para El Mcguffin Educativo

Siempre me ha sorprendido que a los escépticos de nuestro país les preocupen tanto la homeopatía y las flores de Bach -que al fin y al cabo son libres de tomar o no- y sin embargo permanezcan indiferentes ante las prácticas pseudocientíficas a las que, lo quieran o no, someten a sus hijos en las escuelas. Es difícil encontrar una escuela donde no se utilicen los bits de inteligencia de Doman, basados en la idea de que con la estimulación adecuada, cualquier niño de menos de uno año de edad puede aprender a escribir, sumar y restar. Bajo el nombre de HERAT acaba de llegar a nuestro país un programa educativo que en el resto de los países se conoce como Brain Gym y se basa en ideas felices como que los niños aprenden mejor si beben seis vasos de agua al día (porque “la comida procesada no tiene agua”), o si se tocan los lóbulos de las orejas de cierta manera para favorecer la conexión de los hemisferios cerebrales a través del cuerpo calloso. No pasa nada si tu hijo tiene problemas de dislexia, autismo o TDAH –que por cierto, no existe– porque disponemos de sencillos métodos que curan todo esto y más a base de hacer ejercicios de percusión o escuchando música manipulada electrónicamente. Lógicamente, los cursillos donde se enseña esto hacen furor entre el profesorado. Los niños del siglo XXI ya no son introvertidos o extrovertidos; no se les dan bien o mal las matemáticas. Ahora son de hemisferio izquierdo o de hemisferio derecho; visuales, kinestésicos o auditivos; tienen inteligencias múltiples, cada uno las suyas. De hecho, los niños son ahora tan diferentes los unos de los otros que ya sólo tienen una cosa en común: Todos son genios. En fin. Entre tanta tontería sólo hay un puñado de valientes que se atreve a decirle al emperador que va desnudo. Y entre ellos, Albert Reverter brilla con luz propia. Así que cuando me preguntó si me dejaría entrevistar para su blog, El Mcguffin Educativo, la respuesta fue sencilla. El resultado, aquí.

Advertisements

Entrevista para UDIMA

Cada vez que quedo con Carmelo para tomar algo y charlar un rato, no sé si llegamos a solucionar los grandes problemas del mundo, pero a mí me parece que todo va un poco mejor. Nuestras conversaciones pierden algo de gracia si no tenemos delante una cerveza o una ración de bravas que nos hagan de espectadoras y comenten la jugada. Aun así, Carmelo quiso entrevistarme formalmente para la UDIMA y esto es lo que salió. Debo decir que sólo estoy de acuerdo con el titular los días impares, pero hoy lo es.

Sesgos cognitivos, en Wawancara

Antonio Montesinos tuvo la amabilidad de entrevistarme para su genial revista, Wawancara. Pasamos más de una hora hablando sobre la ciencia, sobre sesgos cognitivos, y sobre todo riéndonos mucho. En algún momento creo que estuvimos cerca de arreglar los grandes problemas del mundo. Pero nos faltó eso, un poco. Puedes encontrar la entrevista aquí.

Conexiones en Red

Eparquio Delgado tuvo la amabilidad de estrenar la segunda temporada de Conexiones en Red con una entrevista en la que Helena Matute y yo tuvimos la oportunidad de hablar de nuestro libro, Psicología de las nuevas tecnologías. Para hacer honor al tema de la entrevista, Helena (Bilbao) y yo (Londres) estuvimos conectados por Skype mientras Eparquio nos entrevistaba desde Canarias. Si en algún momento parezco distraído  es que Helena me estaba haciendo muecas por la webcam ;-) La entrevista está disponible aquí.

Adictos al social media

¿Es verdad que Internet es adictivo y produce dependencia? ¿Están los jóvenes (y no tan jóvenes) enganchados a las nuevas tecnologías? Lorena Fernández, Helena Matute y yo tuvimos ocasión de dar nuestra opinión en el programa Hoy por Hoy Bilbao emitido ayer en Cadena Ser Bilbao. Puedes escuchar la entrevista completa aquí.